Lecturas y objetivos

Uno de los objetivos que me planteé a principios de año para el 2010 fue leer más. Como buen español, tengo una gran tendencia a comprar libros impulsivamente, pero no siempre los termino, o ni los empiezo (siempre he oído que España es uno de los países donde más libros se compran, pero uno en los que menos se lee, aunque no encuentro referencias).

Mi amigo Jose en uno de nuestros encuentros KFC me comentaba que su primo se ponía fechas para terminar un libro. Y que si se acercaba la fecha y no iba a cumplirla, procuraba leer más para alcanzar su objetivo. Empecé a aplicar esta regla hace un par de semanas, y mi primer objetivo se ha cumplido, he terminado “La Persuasión: el Arte de influir”, de James Borg hoy sábado, y el límite que me había planteado era este domingo. No sólo me llevo la satisfacción de la calidad del libro, sino también la satisfacción de cumplir mis objetivos.

Parece lógica aplastante que si establecemos indicadores e hitos para nuestros proyectos en el trabajo y nuestros proyectos personales, también lo hagamos para las lecturas que deseamos hacer. Voy a intentar seguir esta técnica y formalizarla un poco más, a ver si consigo completar las lecturas que tengo pendientes.

Y tú, ¿lees menos de lo que te gustaría? ¿Crees que es una buena idea usar hitos e indicadores para evaluar si estas cumpliendo con las lecturas que te planteas?